La diosa egipcia Seshat, compañera de Thot

Es la divinidad egipcia representada como una mujer que lleva sobre su cabeza una estrella de cinco o siete puntas remarcada con un arco o un creciente (o dos cuernos vueltos hacia abajo) y dos plumas. Su cuerpo está cubierto por una piel de leopardo y en las manos lleva una caña de escribir y una paleta de escriba.                                                                                              Conocida como “Señora de los libros“, diosa de la escritura y la historia; medidora del tiempo; fundadora de templos y protectora de sus bibliotecas. Asociada a los arquitectos, era llamada “Señora de los constructores” y aconsejaba al monarca en la fundación de los templos. En la II Dinastía se la ve con el faraón midiendo las dimensiones de un nuevo templo. Fue una diosa de la realeza; para garantizar la inmortalidad del rey, grabó su nombre en las hojas del Arbol de la Vida, que crece cerca de donde ella habita.                                                                   En cuanto a sus relaciones con otros dioses, Seshat era hija y esposa de Thot, hermana de Mafdet y en el período grecorromano se la relacionó con Seshau, su contrapartida masculina. También se la relacionaba con Neftis.
Seshat se encuentra en el panteón egipcio desde una época bastante temprana en comparación con otros dioses. Durante el Imperio Antiguo ya aparece en la “Ceremonia de la Fundación”, participando en el rito de “Estirar la Cuerda”. Su función consistía en calcular y medir los terrenos sagrados en los que posteriormente se levantarían construcciones. Emitía sus cálculos basándose en la observación de las estrellas. Esta diosa aparece junto a Thot y Atum en al árbol sagrado de Heliópolis (la persea), plasmando en sus hojas los años de reinado de los faraones y los jubileos que éstos iban a realizar. Para llevar a cabo esta función portaba en su mano una hoja de palmera, que era el símbolo en jeroglífico de los años, un renacuajo que simbolizaba el numero 100.000 en jeroglífico, Así, ya quedaban señaladas las fiestas Sed que el faraón celebraría durante su reinado.
Seshat tenía el título de “Señora de la Escritura”, compartiendo esta función con Thot. Según Elisa Castel, de algunos textos se deduce que esta divinidad era la contrapartida femenina del dios Ibis, en el sentido de que ambos comparten o se relacionan con funciones que están conectadas a la escritura y por esta razón aparecen en eventos importantes como los registros de los anales reales, los registros de los tributos de los países extranjeros hacía Egipto etc.
Esta deidad, también está relacionada con la magia y con el Más Allá, siendo una de las divinidades que formaban parte del séquito de Ra en su barca, situándose junto a Thot y Heka. Aparece representada junto al faraón en el rito del “estiramiento de la cuerda”, ligado a la “Ceremonia de fundación”. El rito consistía en medir, calcular y orientar los cálculos sobre un terreno en el que se tenía que construir un templo de acuerdo con las proporciones cósmicas. Seshat tenía la capacidad de adaptar magnitudes cósmicas a tamaños menores. En el templo Ptolemaico de Edfu (237 a.C) encontramos una representación tardía de este rito en el que leemos:
“Yo sujeto la vara y cojo el mango del palo. Mido con Seshat. Vuelvo mi cara hacia el curso de las estrellas y hago que mis ojos se dirijan a Mesjetiu (estrella) / en que k-aHa (el indicador del tiempo: Thot) está junto a su merhyt. Yo fijo las cuatro esquinas del templo”.
“El rey de las Dos Tierras ha estirado la cuerda con satisfacción, y con su vista hacia el Ax de Mesjetiu, ha establecido la casa de la diosa, la señora de Denderah”
No tuvo un centro de culto propio, pero se la veneró en templos dedicados a otros dioses entre ellos en Menfis, Sais,Tebas, Hermópolis etc.
Ésta es una representación de la diosa Seshat que la podemos encontrar en la estatua sedente de Ramsés II en el templo de Luxor. Data de alrededor del 1250 a.C y muestra Seshat, la diosa, escriba de la geometría y las artes, escribiendo y describiendo los años futuros del reinado del faraón en las hojas de palma. Encima de su cabeza vemos su emblema de 7 hojas o puntas cubierta por dos astas invertidas (algunos autores dicen que es una estrella), que utilizaba Seshat para el ritual del estiramiento de la cuerda. No hay una unanimidad respecto si se trata de una flor (Alan Gardiner), unas hojas, un instrumento de medida o una estrella. Incluso el símbolo que la corona puede ser el jeroglífico del número 10 o la representación del recorrido diario del sol, con su punto álgido acentuado. Lo más probable es que se trate de una representación jeroglífica de la herramienta utilizada por la diosa para calcular y medir; una planta de Cannabis nativa según otra teoría un tanto controvertida. En el caso de la planta de Cannabis sería para la fabricación de cuerdas de la calidad y características necesarias para realizar medidas y este uso era muy extendido. Qué mejor entonces para representar la función de la diosa que utilizar como emblema la planta de la cual se fabrica la herramienta principal del rito del estiramiento de la cuerda. De esta manera su función se representaba de forma inconfundible.
Información extraída de: Egiptoforo
Esta entrada fue publicada en Arqueologia, Historia Antigua, Mitología y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s