Son Espases albergó el primer asentamiento romano conocido de Mallorca

La excavación de 62.000 metros cuadrados en el solar de Son Espases, donde se asienta el nuevo hospital de referencia, ha sacado a la luz cientos de piezas arqueológicas que revelan que esos terrenos acogieron las ceremonias de fundación del primer asentamiento romano de Mallorca en torno al año 100 a.C. Así lo han explicado los responsables de los trabajos de arqueología al presidente del Govern, Francesc Antich, que ha podido observar algunos de los hallazgos más significativos, como una plomada con forma de ánfora, una espuela y el remate del casco de un soldado, y visitar la reconstrucción de los restos de edificaciones realizada con las piezas originales en un nuevo emplazamiento.

Estas bases de muros de edificaciones romanas son exhibidas junto a las casas payesas de Son Espases Vell, que están siendo rehabilitadas para convertirlas en centro de interpretación del patrimonio arqueológico, una instalación que podría abrir sus puertas en abril del año próximo. Antich ha calificado de “magnífico” el trabajo de recuperación llevado a cabo y ha resaltado que las piezas más valiosas, entre las que hay también un anillo de oro que debió pertenecer a una patricia del Imperio Romano, serán expuestas en el Museo de Mallorca, mientras que otras más comunes, como algunas de las 600 ánforas rotas en ceremonias, podrían exhibirse en Son Espases.
El Govern ha hecho un esfuerzo grandioso para mejorar el proyecto de Son Espases, siendo muy respetuosos con el paisaje y con nuestro patrimonio”, ha incidido el presidente, que para quien se ha realizado “una de las excavaciones más importantes” de las islas. La arqueóloga Marilena Estarellas, directora del proyecto científico junto con Josep Merino y Francisca Torres, ha detallado que las numerosas ánforas rotas aposta que se han encontrado, su disposición sobre el terreno y el hallazgo de elementos simbólicos como el anillo y la plomada permiten suponer que el de Son Espases fue el asentamiento primigenio de lo que sería la Palma romana.
El Senado romano encargó en el 123 a.C. al cónsul Quinto Cecilio Metelo la conquista de las Baleares y se sabe por documentos medievales que el área de Son Espases era conocida con el topónimo de Palma Alta, lo que confirmaría las teorías de los arqueólogos. Estarellas ha explicado que queda descartado que los terrenos de Son Espases, donde también se han encontrado algunos restos de la etapa talayótica final, acogieran una necrópolis, como se afirmó tras el hallazgo de un hueso que resultó ser de vacuno, lo que unido a la afloración posterior de otras piezas óseas animales ha reforzado la teoría de las celebraciones fundacionales romanas.
La arqueóloga ha bromeado sobre la presencia en el área del nuevo hospital de restos de “dos imperios”, puesto que también han aparecido objetos procedentes de los barcos estadounidenses que fondeaban en la bahía de Palma en los años 70 y cuyos desechos se tiraban en la zona. Para Estarellas, “lo ideal” habría sido dejar en su emplazamiento original los vestigios de edificaciones, pero como “el hospital estaba prácticamente hecho” se optó por reubicarlos en un nuevo espacio completándolos con un centro de interpretación que permitirá su disfrute por cualquier ciudadano interesado.
Fuente de información: el mundo.es
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Historia Antigua y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s