Arqueólogos descubren una fosa común con 100 judíos asesinados en la Segunda Guerra Mundial en Rumanía

Un grupo de arqueólogos ha descubierto una fosa común de judíos asesinados por las tropas rumanas durante la Segunda Guerra Mundial, según informó este viernes el Instituto Elie Wiesel.
Gracias a las declaraciones de testigos, el Instituto explicó que más de 100 judíos, entre hombres, mujeres, niños y ancianos, fueron enterrados en la zona recién descubierta en un bosque cerca del pueblo de Popricani, en el norte de Rumanía.          “Uno de los testigos consultados vio el fusilamiento de los judíos por que los soldados se pensaron que él también era judío e intentaron fusilarle”, explicó en un comunicado el Instituto. “Fue liberado cuando los soldados se convencieron de que era cristiano ortodoxo”, añadió.                                                                    Una comisión internacional llevada a cabo por Wiesel, galardonado con el Nobel, concluyó en 2004 que entre 280.000 y 380.000 de judíos rumanos y ucranianos murieron en Rumanía en las zonas que controlaba en la Segunda Guerra Mundial como aliado de la Alemania nazi. Muchos judíos murieron asesinados en asaltos como el de 1941 en Iasi donde murieron casi 15.000, o en los campos de trabajo o en trenes de la muerte.
El Instituto Elie Wiesel dijo que la fosa estaba en una zona desde la que las tropas alemanas y rumanas comenzaron la invasión de la Unión Soviética. Los arqueólogos han desenterrado 16 cuerpos, según los investigadores rumanos, de la zona de Vulturi. Rumanía ya encontró otra tres tumbas con 311 cuerpos en 1945 en la zona de Stanca Roznovanu en Iasi.
Adrian Cioflanca, coordinador de los trabajos de arqueología en Vulturi, explicó que las víctimas fueron ejecutadas por el Regimiento 6, rangers de montaña, que también participaron en las masacres de la vecina Moldavia.
Los historiadores han documentado varias matanzas en Rumania durante la Segunda Guerra Mundial, incluso una en junio de 1941 en la ciudad nororiental de Iasi, donde se cree que murieron unas 12.000 personas a manos de soldados rumanos y alemanes que iban matando judíos de casa en casa.
Los que no murieron fueron golpeados sistemáticamente, cargados en camiones de ganado y conducidos a un pequeño pueblo, donde se ocultaría la matanza. De 120 personas en el tren, apenas sobrevivieron 24.
El papel de Rumania en el genocidio judío sigue siendo un tema delicado. Durante la época comunista el país mayormente ignoró la participación de los líderes rumanos en crímenes de guerra. Después fue minimizada por los gobiernos subsiguientes tras el desplome del comunismo en 1989.
En el 2004, después de una disputa con Israel por declaraciones sobre el Holocausto, el entonces presidente Ion Iliescu formó un panel internacional encabezado por el premio Nobel de la paz Elie Wiesel para investigar el Holocausto en Rumania.
Rumanía esta comenzando a enfrentarse a su papel en la exterminación de judíos, admitiendo en 20034 por primera vez tomó parte en el asunto.
Fuente de información: Europapress, Los andes
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Historia Contemporánea y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s