Hallados en Silla los restos más importantes de pintura mural romana de la provincia de Valencia

Decenas de fragmentos conforman los restos más importantes de pintura mural romana hallados nunca en la provincia de Valencia y su descubrimiento se ha hecho en el municipio de Silla. Según el equipo de Arqueología que se ha hecho cargo de las pinturas, en toda Valencia no hay unos restos similares en cuanto a conservación y número de fragmentos. Los restos murales forman parte de una nueva villa romana hallada en el municipio de l’Horta, y ya van cuatro, a raíz de las obras de construcción de varias balsas de laminación que el Ministerio de Medio Ambiente está realizando para, entre otras cosas, evitar inundaciones en la localidad.
Durante las obras, que ya estaban controladas por la posible aparición de restos arqueológicos, pues se habían encontrado monedas y otros elementos, se hallaron diversos elementos que el equipo de arqueólogos responsables de la excavación ha situado en los siglos II o III y cuyo director ha catalogado como “muy importantes”.

Entre ellos, los restos de pinturas murales con motivos florales que constituyen el descubrimiento más importante de este tipo de pinturas románicas de la provincia ya que, hasta ahora, tan sólo se conserva un mural en el edificio de Les Corts que se reconstruyó a partir de escasos fragmentos y la imagen del Dios Mercurio hallada en la cárcel de San Vicente, también en Valencia.
Además de las pinturas, se han hallado numerosos utensilios de pesca como plomos, anzuelos, agujas o contrapesos ya que la villa romana descubierta se encuentra muy cerca del antiguo puerto de Silla. También se han encontrado vidrios, piezas enteras de cerámica, vasijas y pulseras de bronce.
Museo arqueológico
Con esta ya son cuatro las villas romanas descubiertas en Silla desde los años ochenta, tres de las cuales están siendo excavadas. A ellas hay que sumar la torre musulmana del siglo XI, declarada Bien de Interés Cultural, y su entorno. En definitiva, un rico patrimonio arqueológico que el Consistorio quiere enseñar a través de un museo arqueológico que se ubicará en el antiguo salón de plenos.
Aunque el alcalde, Francesc Baixauli, es consciente de que la importancia de algunas de las piezas que se han encontrado en esta última excavación supondrá su traslado a otros museos de mayor relevancia, espera poder conservar una parte de todo ese legado en el municipio.
Su idea es convertir el antiguo salón de plenos del Ayuntamiento, que forma parte del ámbito de influencia de la Torre Musulmana, construcción unida lateralmente al Consistorio, en un museo arqueológico adecuado a la idiosincrasia de los descubrimientos y de las piezas que se han hallado en el municipio durante los últimos años.
Mientras tanto, el objetivo prioritario es conservar las últimas piezas descubiertas ya que al sacarlas a la superficie se reinicia el proceso de deterioro, sobretodo, en el caso de las pinturas murales que, si no reciben tratamiento inmediato, comienzan a perder los pigmentos.
Fuente de información: Google Noticias
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Historia Antigua y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s