Abren al público en Roma el hipogeo de los Aurelios

Foto: Fresco del hipogeo de los Aurelios

Roma no cuenta sólo con monumentos y tesoros arqueológicos al aire libre, sino también con extraordinarios subterráneos, como el hipogeo de los Aurelios, un monumento fúnebre a caballo entre dos mundos, el pagano y el cristiano.

Se trata de tres ambientes, dos cubículos inferiores, otro en la parte superior. Ahí están sepultados varios miembros de la familia de los Aurelios, que vivieron en los primeros decenios del siglo III. Este hipogeo fue descubierto en 1919, durante el montaje de un garage. A partir de ese momento, estudiosos de la historia de las religiones de la antigüedad tardía han hecho todo tipo de interpretaciones de los frescos, algunos muy claros.

En la parte superior se encontrarían escenas pertenecientes a la tradición cristiana, como por ejemplo, la expulsión de Adán y Eva del paraíso terrestre y la creación del primer hombre por parte de Dios.

En los cubículos inferiores hay escenas paganas. En un piso de mosaico que se ha conservado en una forma esplendida, se encuentras las inscripciones con los nombres de diferentes miembros de la familia.

En la parte superior de uno de los cubículos se ha descubierto, después de las últimas  restauraciones, un fresco en el que se distingue claramente a Aurelia Prima que en señal de luto se suelta el cabello para llorar por sus dos hermanos muertos, colocados sobre el lecho fúnebre. En el sector inferior de la pared hay un fresco que ilustra el momento en que Ulises obtiene de la Maga Circe que sus compañeros, transformados en cerdos, vuelvan a ser hombres.

Es sumamente relevante en este monumento la co-presencia de la vida y de la muerte de una dimensión terrena y otra ultra terrena que prepara la idea de otro mundo, es decir, del paraíso cristiano. La familia de los Aurelios, sin abrazar todavía el pensamiento cristiano, lo contempla en el horizonte multi religioso típico de esa época.

De hecho, esta familia, tan notable en la Roma de la época, decide decorar su propio monumento funerario con elementos que mezclan las diversas dimensiones y las diversas tendencias religiosas.

Raffaella Giuliani, inspectora de las Catacumbas de Roma de la Pontificia Comisión de Arqueología Sacra, afirmó, al mostrar por primera vez a la prensa el monumento, que su importancia y singularidad estriba justamente en la coexistencia de todos estos elementos, que quedan reflejados en la complejidad y riqueza de las decoraciones de los frescos.

La Pontificia Comisión de Arqueología Sacra, que dio a conocer los resultados de las últimas restauraciones de los frescos con láser, anunció su decisión de permitir la visita al hipogeo a pequeños grupos de personas. Grupos de un máximo de quince personas podrán acceder al hipogeo, tras haber reservado la visita.

Fuente de información: Noticieros Televisa

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Historia Antigua y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s