Arqueólogos británicos explican el misterio de los ídolos rotos de la isla de Keros (Grecia)

Algunas de las miles de figurillas deliberadamente rotas, ninguna de las cuales encajan entre sí, y que los arqueólogos creen fueron parte de un misterioso rito  que tuvo lugar hace unos 4.500 años en la isla egea de Keros. Foto: Universidad de Cambridge / AP

Decir que ha sido un misterio arqueológico puede ser un eufemismo: ¿por qué están estos bellos fragmentos de figurillas de la Edad del Bronce, deliberadamente rotas, enterradas en fosas poco profundas o pequeñas en una isla rocosa griega, cuyos habitantes principales han sido siempre las cabras?

Académicos de la Universidad de Cambridge han dado a conocer los hallazgos que arrojan luz sobre el enigma de 4.500 años de Keros, una pequeña isla de las Cícladas en el Mar Egeo.

 Al parecer, Keros fue el destino ceremonial de un ritual en el que los isleños supuestamente rompían sus preciadas posesiones y realizaban un peregrinaje con los fragmentos para enterrarlos.

“Es bastante notable”, dijo el profesor Colin Renfrew, quien dirigió las excavaciones más recientes.

“Creemos que las rupturas de las estatuillas y otros bienes era un ritual, y que Keros fue elegida como un santuario para preservar los efectos”.

La historia de Keros comienza en 1963 con Renfrew mismo. Entonces era un estudiante investigador de pelo largo -él es ahora Lord Renfrew- que se bajó de un barco de vela en la isla (cuya población eran dos pastores de cabras), después de ser alertado acerca de un lugar de interés arqueológico.

“Me sorprendió encontrar fragmentos de recipientes y figuras de mármol”, manifiesta Renfrew. Los fragmentos eran de un tipo de escultura que se encuentra en las islas Cícladas, cuyos ejemplos pueden verse en el Museo Británico y han inspirado a artistas como Pablo Picasso, Constantin Brancusi y Henry Moore.

Foto: El profesor Colin Renfrew (en primer término) en el taller del Museo de Naxos examinando una selección de los 573 fragmentos de figurillas recuperadas durante la excavación.

Las esculturas Keros estaban casi todas rotas. Los arqueólogos encontraron miles de fragmentos de vasijas de mármol y cientos de partes del cuerpo de las figurillas, tales como un par de piernas, un brazo doblado o un pie alargado.

La investigación quedó interrumpida hasta 1987, año en el cual Renfrew, ahora profesor de la cátedra Disney de arqueología en Cambridge, regresó a Keros para comenzar una excavación en serio.

La misma le llevó al descubrimiento de que las rupturas (de las fugurillas y vasijas) no fueron el resultado de saqueos negligentes. “Quedó claro que este era un sitio muy extraño”.

En 2006 Renfrew encontró un lugar, que no había sido saqueado, con figuras rotas y enterradas, y los restos de un asentamiento en un islote a unos 100 metros de distancia: Dhaskalio.

Foto: El islote  Dhaskalio a unos cien metros de la isla de Keros.

Allí, el equipo encontró evidencias de una especie de casa de huéspedes de la Edad del Bronce, donde los isleños la visitarían para congregarse en su peregrinación.

Los exámenes geológicos mostraron que había sido construida con mármol importado, en lugar de con  la local piedra caliza en escamas.

El equipo había hallado -alrededor del mismo tiempo en que las pirámides de Egipto fueron construidas- pruebas de que grandes cantidades de mármol fueron transportadas a través del mar para construir en Dhaskalio.

Foto: Excavación en el islote Dhaskalio

La teoría de Renfrew es que los habitantes de las Cícladas habrían utilizado las figurillas y los recipientes de una manera ritual, tal vez llevándolas en procesiones como los iconos que se portan en los pueblos griegos de hoy en día.

“Después de haberlas utilizado durante algún tiempo, quizá décadas, vino una etapa en quedaron fuera de uso”, dijo. Así es que fueron rotas y los fragmentos llevados a “un centro ritual notable”.

Renfrew adujo que era probable que los isleños fueran a Keros a intervalos regulares, en gran parte del mismo modo que los antiguos griegos celebraban los Juegos Olímpicos cada cuatro años.

“Sin duda, se trataba de una ceremonia de renovación: una nueva generación de iconos se ponían en uso y una nueva generación de personas crecían”.

Foto de vídeo: Vasijas encontradas en la isla de Keros

La evidencia sugiere que los fragmentos fueron ritualmente depositados en Keros durantee 400-500 años hasta alrededor del 2000 a. C.

Renfrew dijo que aún había muchas incógnitas en Keros y Dhaskalio que tenían que ser solucionadas. El reciente estudio será publicado para servir de base en próximas investigaciones.

Fuente de información: The Guardian |  Terrae Antiqvae

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Historia Antigua y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s