Hallan un colgante de 25.000 años en el yacimiento de Irikaitz (Zestoa, Guipúzcoa)

El Arqueólogo de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y director del yacimiento de Irikaitz ubicado en Zestoa (Gipuzkoa), Alvaro Arizabalaga, muestra el hallazgo del collar más antiguo conocido en la Península.

Un colgante de aproximadamente 25.000 años de antigüedad ha sido hallado en el yacimiento de Irikaitz de la localidad guipuzcoana de Zestoa por científicos de la Sociedad Aranzadi, que aseguran que se trata del collar más antiguo encontrado en una excavación al aire libre en la Península Ibérica.

La pieza, un canto de río de lucita de unos 10 centímetros, está perforada en uno de sus extremos y por su disposición se ha observado que estuvo colgada, según ha informado Álvaro Arrizabalaga, director de la excavación, quien además ha señalado que el otro extremo de la piedra fue utilizado como útil para retocar los filos de herramientas hechas de sílex, como flechas o rascadores.

“La pieza está muy bien conservada y hemos tenido la suerte de poder sacarla sin dañarla en ningún sentido”, ha indicado el director de la excavación, que ha dicho que una vez extraído el fragmento “tiene que ser lavado”, ya que solamente se le ha efectuado una limpieza.

Para Arrizabalaga, el colgante “no va a necesitar más restauración”, y después de estudiarlo y incluirlo dentro del conjunto de descubrimientos del gravetiense hallados en este yacimiento, al ser un material público, pasará a formar parte de un museo y de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

“Hace 25.000 años, seres humanos de nuestra especie venían a este lugar que funcionaba como espacio de caza para grupos itinerantes” ha declarado el arqueólogo, quien ha asegurado que estos seres humanos “se desplazaban ocho veces al año a zonas en las que había determinado tipo de recursos”.

El hallazgo corresponde al Paleolítico Superior, a una época llamada gravetiense, la más reciente de las épocas investigadas en este yacimiento de Zestoa.

Arrizabalaga se ha mostrado “contento” por este descubrimiento, ya que hallazgos así no se logran todos los días, y ha indicado que es “más antiguo” que los collares magdalenienses encontrados en la cueva de Praileaitz, al los que se les calcula unos 15.000 años.

Ha señalado que, además, en toda la península habrá aproximadamente “unas veinte piezas de esa misma época”, con la peculiaridad de que siempre han aparecido en cuevas.

Irikaitz, yacimiento que se comenzó a trabajar en el año 1998, desde un punto de vista patrimonial es conocida por sus descubrimientos de piezas de hace 250.000 años, pertenecientes a momentos más antiguos que corresponden ya a otra generación de seres humanos diferente a la actual.

En el yacimiento actualmente trabajan un total de 18 personas, a las que hay que sumarles los expertos que está desarrollando su función en el laboratorio, y otro grupo que actualmente se encuentra en el proceso de peritar una cueva cercana para estudiar la posibilidad de ampliar allí la excavación.

El equipo de esta decimotercera campaña de excavación dirigida por el arqueólogo vasco, esta formado por voluntarios que han venido de distintos puntos entre los que destaca la universidad de Faro (Portugal).

Fuente de información: EL Mundo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Prehistòria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s