Arqueólogos sacan a la luz el gran colector de aguas sucias de Bílbilis, la ciudad romana en la que nació y murió el poeta clásico Marco Valerio Marcial

Arqueólogos durante las excavaciones realizadas este verano en el yacimiento de Bílbilis

Bílbilis tuvo una gran cloaca con la que evacuar las aguas sucias de sus casas, de sus edificios públicos y de sus calles. Un gran colector que los arqueólogos han localizado y han sacado a la luz, situada debajo de lo que fue el monumental teatro de la ciudad y que era el desagüe de Bílbilis hacia el Jalón, aprovechando el desnivel de la ladera en la que se asentó esta ciudad fundada por los romanos sobre otra anterior ocupada por los celtíberos.

Bílbilis, donde nació y murió el poeta clásico Marco Valerio Marcial, incorpora de esta forma su cloaca a los puntos de interés arqueológico que se han ido poniendo en valor durante las últimas décadas. Según los responsables de las excavaciones, destaca la “espectacularidad” de este gran desagüe urbano. Afirman que la cloaca, “una vez excavada y consolidada”, se convertirá en “uno de los principales putnos de atracción y visita del yacimiento”.

Este colector de grandes dimensiones tiene dos metros de altura y uno de ancho en su zona inferior. Está retallado en la roca natural y actuaba como el gran desagüe de la ciudad, adaptándose a las irregularidades del terreno.

La cloaca ha sido precisamente uno de los enclaves de Bílbilis en los que se ha centrado este año la campaña veraniega de excavaciones, dirigida por Manuel Martín Bueno y Carlos Sáenz Preciado, profesores de la Universidad de Zaragoza Manuel Martín Bueno.

Durante estas excavaciones estivales, también se han localizado, entre otros restos, un fragmento de inscripción en piedra con las letras DEC (alusivo a los decuriones, la corporación municipal de la época); fragmentos escultóricos y de un horno de cal que confirma que las esculturas y piedras de edificios monumentales se aprovecharon después para picarlas y fabricar cal; y una moneda, un as de Claudio I, supuestamente procedente de una ceca “consentida”, aunque ilegal, que habría tenido Bílbilis después de que, a mediados del siglo II antes de Cristo, Roma decidiera cerrar las cecas de toda Hispania.

Fuente de información: ABC

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Historia Antigua y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s