Arqueólogos búlgaros aducen haber encontrado el templo de Dionisio de la Antigua Tracia

El arqueólogo búlgaro, Nikolay Ovcharov,  muestra parte de un relieve en mármol de un ‘jinete tracio’ encontrado en Perperikon. 

El gran arqueólogo búlgaro, el profesor Nikolay Ovcharov, ha presentado los nuevos hallazgos de la antigua Tracia y de la fortaleza medieval de Perperikon, probando la existencia de un santuario en la antigüedad que él cree podría ser el antiguo templo de Dionisio.

“Los relieves de mármol de un ‘jinete tracio’, que hemos encontrado durante las excavaciones, demuestran que había un santuario en Perperikon”, dijo Ovcharov en una conferencia de prensa el pasado martes,

El “jinete tracio” es el término convencional para referirse a un motivo recurrente iconográfico de la mitológía paleo-balcánica durante la época romana, estimándose que sería una deidad suprema de la antigua Tracia. Se suele representar en esculturas funerarias como un jinete matando a un animal con una lanza.

Foto: Distintos ejemplos de relieves de ‘jinetes tracios’.

Ovcharov ha estado excavando la ciudad de piedra tracia de Perperikon, en las montañas Rhodope, durante los últimos años, y sus hallazgos han demostrado, cada vez más, que Perperikon (también conocida como Hyperperakion) fue también un centro urbano importante en la Edad media, durante el  Imperio Bizantino y en el primero y segundo Imperio Búlgaro, y no sólo durante el periodo de la antigüedad.

Sus primeros hallazgos revelaron, asimismo, que Perperikon podría ser un santuario de la antigua Grecia y Tracia dedicado al dios Dionisio.

“Actualmente estamos excavando con un propósito muy interesante, acerca de la relación entre la acrópolis de Perperikon y el palacio-santuario. Sigo insistiendo en que este lugar era de gran importancia”, dijo Ovcharov.                          “Sabemos que en Perperikon, 7000 años atrás, había un santuario de roca de culto al sol. Hemos visto estas imágenes en cerámicas de la Edad de Piedra-Cobre, y esto persiste a lo largo de la Edad del Bronce, durante las cuales los altares fueron tallados dentro del santuario.                                                         El segundo milenio antes de Cristo fue el período más importante, porque es cuando todo el sistema de los altares de roca, que ahora estamos estudiando a lo largo de la cordillera, se remontan a él”, explicó.

Agregó que uno de los altares de roca es de 3 metros de altura y existe desde hace 2000 años, hasta que el cristianismo fue adoptado.

Foto: Altar hallado en Perperikon

“Este lugar es materia de disputas, pero no hay duda de que se trataba de un santuario”, dijo Ovcharov, citado por la agencia BGNES.

Él cree que el lugar en cuestión podría ser uno de los grandes santuarios de culto de la antigüedad, el largamente buscado templo de Dionisio, el cual fue también mencionado por Heródoto en sus escritos.

“Este templo fue tan famoso como el templo de Apolo en Delfos. Dos historiadores romanos también escribieron sobre este templo. Sin embargo, no mencionan que estaba en las montañas Rhodope. Mi hipótesis es que éste fue precisamente el templo de Dionisio”, afirmó Ovcharov.

Foto: Un aspecto de la acrópolis de Perperikón

Dijo que los arqueólogos se han tomado mucho tiempo, pero finalmente han logrado descubrir pruebas de Perperikon desde la antigüedad -incluyendo cerámicas, monedas y fíbulas- lo que indica una intensa vida sobre el terreno.

Hace unos días los arqueólogos encontraron una parte de un relieve de mármol de un “jinete tracio” con una diosa dándole la bienvenida. La parte de atrás de los relieves de mármol no es uniforme, lo que lleva Ovcharov a creer que fue construido en una pared y sirvió como un icono.

Fue hallado a 4 metros de distancia de la sala con altar del supuesto antiguo santuario, junto con un amuleto con una imagen del sol.

“Se cree que el ‘jinete tracio’, a menudo llamados los ‘Héroes de Tracia’, era una personificación de todas las primeras creencias religiosas de los tracios, desde la creación de su religión, o que personificaba a sus viejos dioses”, explicó Ovcharov.

A principios de agosto, su equipo descubrió evidencias de un obispado cristiano desconocido con base en Perperikon durante el Edad media.

Fuente de información: Novinite.com| Terrae Antiqvae

Esta entrada fue publicada en Arqueologia, Edad de Bronce, Historia Antigua y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s