El Louvre se sumerge “En el reino de Alejandro Magno”

En la antigüedad, cuando mitos y realidades hilvanan la historia, Macedonia aparece como origen de un imperio asentado en los ejes del mundo conocido, desde Persia a Egipto, con Alejandría y Babilonia marcando esplendores, culturas e interrelaciones.

Imperio de Alejandro Magno, hijo de Filipo II y Olimpia, discípulo de Aristóteles, emperador de Oriente y Occidente que trató desde el primer momento articular una convivencia centrada en lo mucho que une a los humanos. Alejandro Magno que, desde su imperio, miraba a la India como frontera a la había que llegar. “En este reino de Alejandro Magno”, la exposición abierta en el Museo del Louvre en colaboración con el Ministerio de Cultura griego, comisariada por Polyxeni Adam-Veleni, directora del Museo de Arqueología de Tesalónica, el medio millar de piezas que la componen nos sitúa en Macedonia, reino septentrional que se mantuvo antagónico con sus vecinos griegos, y que en un momento de la historia se sale de su marco territorial para ampliar sus dominios y saltar a Asia con una voluntad de conquista. Reino donde destacaron Filipo II, y seguidamente su hijo Alejandro Magno.

La comisaria de la muestra señala que “En el norte de Grecia existen pocos vestigios de la antigüedad porque los templos no se construían en mármol, como en Ática o Peloponeso, porque se empleaba ladrillos y madera. Por eso no se han conservado y sus restos se han ido encontrando poco a poco”. Pero los restos hallados en las excavaciones arqueológicas han alumbrado elementos que son páginas de una historia trascendente. La exposición abierta en el Louvre contiene piezas de monumentos funerarios como el de Eurídice, ajuares de Filipo II, enseres y mosaicos, escudos y espadas, objetos de plata y alabastro, monedas, estatuas, bustos… estatua de Alejandro Magno como figura central de esta manifestación.

Alejandro Magno al que, como señala César Cantú, hay que reconocer sus ambiciosos proyectos: “Babilonia y Alejandría, elegidas tan acertadamente por su ventajosa posición, debían ser el centro del comercio, en el cual quería hacer la mayor de las revoluciones, sustituyendo a las caravanas por la marina. Ya había mandado explorar mejor el Golfo Pérsico y el Arábigo, limpiar de bancos de arena el Tigris y el Éufrates y regularizar el riego; después pensaba ocupar todas las costas del Mediterráneo, hacer accesible la India… fundar muchas ciudades en Asia y Europa…y poblar a aquellas de europeos y a éstas de asiáticos para conseguir una integración de pueblos y culturas”, algo así como una ‘alianza de civilizaciones’… Realista y excéntrico a la vez; murió joven, cuando sólo tenía 33 años… lo que induce a imaginar sobre su imperio si hubiese vivido solo 20 años más.

Historia de Macedonia y las conquistas de Alejandro Magno en la exposición “En el reino de Alejandro Magno”, abierta en el Museo del Louvre, París, hasta el 16 de enero de 2012.

Fuente de información: El Louvre 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Exposiciones, Historia Antigua y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s