Aparece una cabeza de Octavio Augusto en el yacimiento de Torreparedones

Un día cualquiera de un veterano legionario romano en la Hispania del siglo I. El militar retirado reside en una coqueta colonia de la Bética, con privilegiadas vistas a la campiña. Corduba, la capital, no cae demasiado lejos a caballo. Pero no hay necesidad de ir. En la pequeña ciudad en la que vive, de 10 hectáreas, no le falta de nada. Es casi como una Roma en miniatura. Nuestro hombre pasea por el decumanos (calle principal) rumbo al macella (mercado), hace un alto en el foro para disfrutar de las magníficas esculturas de mármol, se asoma a la basílica y discute en la puerta de la curia diversos asuntos. Al fondo del edificio público, vislumbra otra estatua. Descansa en un nicho. Se fija en su cabeza, tocada con una corona de hojas de roble y encina. Es Augusto, el primer emperador romano, al que ya todos rinden culto.

Viajamos 2.000 años adelante. La colonia romana se ha convertido en el yacimiento arqueológico de Torreparedones, a 20 kilómetros de Baena (Córdoba). Dentro de lo que una vez fue el edificio donde se legislaba la ciudad (la curia), los historiadores encuentran una bella cabeza de mármol blanco. Luce idéntico ornamento vegetal al que llamó la atención de nuestro viejo legionario hace 20 siglos. Y es que se trata del mismo retrato de Augusto. Su hallazgo, hace unas semanas, supone el último de los tesoros encontrados por los arqueólogos en esta mina histórica llamada Torreparedones.

“Estamos trabajando en la excavación del entorno del foro. En la campaña anterior ya tuvimos la suerte de dar con el espacio abierto en sí. Pero solo excavamos un par de metros a su alrededor, donde suponíamos que estaban los edificios propios que hay en cualquier ciudad romana: el templo, la basílica o la curia”, explica el arqueólogo municipal de Baena, José Antonio Morena. La curia se encuentra en el sector noroeste. Es el lugar donde se reunía el senado local. Además del retrato de Augusto, los arqueólogos han identificado en ese espacio lo que seguramente era el aerarium, donde se guardaba el tesoro de la ciudad; y el tabularium, el archivo para conservar los documentos oficiales.

“Si cuando la excavación avance encontramos el cuerpo, veremos que seguramente la cabeza corresponda a la estatua que presidía ese senado local. Y que seguramente estaba ubicada en un nicho, al fondo del aula, como se sabe por otros yacimientos”, aventura el arqueólogo. La cabeza luce la corona cívica, la máxima condecoración que otorgaba el Senado. “Pero no hay que imaginarse a esta estatua con una toga senatorial. Lo más probable es que estuviese desnudo, vistiendo solo un manto alrededor de la cadera, que le cae”, advierte Morena. Se trata, por tanto, de una representación ideal de la que ya se conocen algunos ejemplos. Aunque, en este caso, no se sabe si estaría sentado o en pie. En todo caso, la fecha de factura de la testa imperial se calcula a partir del 14 de la era cristiana, fecha de la muerte de Augusto. “Reinando Tiberio, su heredero, se le divinizó. Por eso podemos pensar que se esculpió entre esas fechas de la primera mitad del siglo I”, calcula Morena.

Toda ciudad romana que se preciase dedicaba gran parte de su iconografía a la figura política, militar y religiosa del emperador y su familia. Y Torreparedones no era una excepción. “Ya hemos localizado el templo, dedicado al culto imperial, en el foro. El pórtico norte de la plaza, relativamente bien conservado, estaba decorado con una serie de esculturas de mármol: una figura femenina vestida que pensamos que es Livia, la esposa de Augusto; y otra figura togada que, seguramente, será Tiberio. Hace unos meses, en el mismo pórtico, se encontró una escultura thoracata (torso con armadura) que probablemente sea una representación del emperador Domiciano o de Trajano”, explica Morena. A ellos hay que añadir la cabeza del emperador Claudio, aparecida hace un par de años.

Fuente de información: EL PAÍS

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Historia Antigua y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Aparece una cabeza de Octavio Augusto en el yacimiento de Torreparedones

  1. pepetrueno dijo:

    useful job for bringing something new to the internet!

  2. Fletcher dijo:

    ome genuinely nice stuff on this website , I enjoy it.

  3. Yatmund dijo:

    I stumbled in your websites by incident whilst hunting Yahoo and I’m glad I did. Your submit is usually a bit totally different and I liked looking at it. I’ll consequently generate a comment regarding it on my blog site and stage my visitors your way. Many thanks.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s