Hallan un manuscrito del s. XIV oculto en dos casullas ‘gemelas’ de Nueva York y Segorbe

A modo de Código da Vinci, pero sin asesinatos, la historia que se le presenta a continuación es tan enigmática como para escribir un guión cinematográfico. Sin embargo, es real y cualquiera puede comprobarla con una visita no ya al Museo de Louvre (París) sino al Museo de Bellas Artes de Castellón, donde se expone, hasta el 4 de marzo, ‘L’Art dels Velluters. Sedería de los siglos XV-XVI’.

María Gertrudis Jaén Sánchez, comisaria de esta exposición y miembro del departamento de Conservación y Restauración de Textiles delInstituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (IVC+R), explica que la muestra -organizada por el Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana-, “permite conocer tanto los singulares tejidos conservados en territorio valenciano, como la excepcional colección procedente de la Hispanic Society of America de Nueva York”.

De la colaboración durante años entre la Hispanic Society y la Generalitat Valenciana para el estudio y conservación de los tejidos que la entidad de Nueva York alberga, surgió la posibilidad de organizar exposiciones con otras colecciones para establecer paralelismos y fijar la procedencia de las piezas.

Se da la circunstancia de que dentro del grupo de los 22 tejidos pertenecientes a la colección de la Hispanic Society of America estudiados por el IVC+R, se encuentra una casulla perteneciente al siglo XIV en cuyo interior, oculto, se ha descubierto la presencia de un manuscrito, tras varios procesos de análisis de las fibras textiles, de sus componentes metálicos, fotografías ultravioleta y hasta radiografías del tejido.

“Debajo del escapulario bordado, que es la zona bordada con imaginería,aparecía un texto oculto a los ojos del espectador y del que se desconocía su existencia“, comenta la técnica.

Escrito en valenciano, en papel, con las iniciales en rojo y cuerpo de la caja de texto en negro -que cubre toda la zona del escapulario-, “su contenido indica que es una obra de carácter moralizante, que en la parte que hemos podido leer: capítulos XXV, XXX y XXXI, se refiere a las virtudes de la mesura, la temprança y la pertinença”.

El texto, por tanto, dice Jaén, se adscribe a la familia de obras comunes en la época medieval, “que recogen los dichos de autores clásicos, de los Santos Padres o de la Sagrada Escritura sobre la conducta a seguir por el cristiano“.

Similitudes con una pieza de la Cartuja de Valldecrist

Al poner en relación esta pieza procedente de Nueva York con otras de la Comunidad Valenciana, los expertos han llegado al gran hallazgo: existe otra casulla de similares características (‘gemela’) de la Cartuja de Valldecrist de Segorbe, que se encuentra en el Museo Catedralicio de Segorbe. Y la sorpresa ya fue mayúscula cuando practicando las mismas exhaustivas pruebas, radiografías y análisis a la pieza segorbina, los expertos hallaron nuevamente otro manuscritosimilar oculto debajo de un escapulario bordado de la casulla. “La investigación sigue abierta y todavía no se ha descifrado el contenido de estos textos”, añade.

El análisis radiográfico de las piezas y el estudio e identificación de los textiles y de las aleaciones metálicas fueron los primeros en realizarse, comenta la técnica. “Estos estudios indican que ambas casullas están elaboradas con seda. Los hilos entorchados dorados fueron elaborados con una laminilla de plata dorada por una cara, mientras que los entorchados plateados se fabricaron con una laminilla de plata”.

El estudio radiográfico permitió conocer el método de elaboración, es decir, cómo se tejieron y bordaron así como la distribución de los hilos metálicos, amén de comprobar que los materiales son contemporáneo también a los textiles de las casullas y enmarca los detalles con tintas que se utilizaron entre los siglos XIII y XV.

“Si como se supone estos textos son idénticos a los que están en la casulla procedente de la Cartuja de Valldecrist no sólo se deduciría el origen de los ornamentos litúrgicos de la Hispanic Society, sino que seria interesante averiguar la procedencia del manuscrito y su relación con la rica biblioteca de este importante monasterio valenciano, en el contexto, todo ello, de la temprana circulación libraría en el ámbito del recién creado Reino de Valencia“, concluye.

Fuente de información: El Mundo

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Historia Medieval y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s