Los arqueólogos descubren en Rusia trampas de pesca con más de 7.500 años

Un equipo internacional de arqueólogos ha encontrado cerca de Moscú cercos y trampas de pesca con más de 7.500 años de antigüedad y de una gran complejidad técnica.

Los aparejos encontrados son de los más antiguos de Europa, y su estudio permitirá conocer el papel de la pesca en las poblaciones europeas de inicios del Holoceno (hace 10.000 años).

Según informó hoy el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC), cuyos científicos han liderado el equipo, los hallazgos se han producido en la cuenca del río Dubná.

“Hasta ahora se pensaba que los grupos mesolíticos no tenían campamentos estables, sino que eran estacionales”, dijo en un comunicado el investigador del CSIC Ignacio Clemente, de la Institución Milà y Fontanals y director del proyecto.

Sin embargo, “según los resultados obtenidos durante las excavaciones, tanto en el Mesolítico (entre hace 7.900 y 7.100 años) como en el Neolítico (entre hace 6.800 y 5.500 años), el grupo humano que habitó la cuenca del río Dubná, cerca de Moscú, realizaba actividades productivas a lo largo de todo el año”, añadió.

Según Clemente y su equipo, los habitantes de esta región, denominada como Zamostje 2, cazaban preferentemente en verano e invierno, pescaban en primavera e inicios de verano, y recolectaban frutos silvestres a finales de la época estival y en otoño.

“Pensamos que la pesca jugó un papel fundamental en la economía de estas sociedades por ser un producto predecible, fácil de conservar, secado y ahumado, y de almacenar para un posterior consumo”, apuntó Clemente.

Durante este proyecto, que acaba de finalizar después de tres años de trabajos, se han encontrado objetos cotidianos (cucharas, platos, etc), instrumentos de trabajo, armas de caza y aperos de pesca, todos ellos manufacturados con sílex y otras rocas, huesos y astas.

Además, los investigadores han recuperado objetos relacionado con la captura y el procesado del pescado, como anzuelos, arpones, pesas, boyas, agujas para la elaboración y reparación de redes.

El yacimiento arqueológico fue descubierto en los años 80 durante las obras para construir el canal por el que actualmente fluyen las aguas del río Dubná, de la cuenca Oka-Volga.

Zamostje 2 presenta cuatro niveles arqueológicos: dos del Mesolítico y dos del Neolítico.

Fuente de información: EFE

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Prehistòria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s