Entierro prehispánico revela costumbres funerarias inéditas

Arqueólogos del INAH rescataron un entierro prehispánico ubicado a la mitad del perfil de un arroyo, en la comunidad de Peña Blanca del municipio de Peñamiller, cuyo análisis podría arrojar luz sobre las costumbres de los primeros pueblos sedentarios que habitaron la región.

Este es el segundo entierro de similares características que se localiza en esta región del estado de Querétaro. El anterior fue ubicado, hace seis años, en una zona cercana a Peña Blanca, municipio de Peñamiller, el cual fue excavado por el arqueólogo Carlos Viramontes.

De acuerdo al mismo Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ambos contextos –por su disposición dentro de una cámara horizontal- resultan ser un ejemplo inédito de las costumbres de enterramiento en Mesoamérica.

En conferencia de prensa, la arqueóloga Fiorella Fenoglio Limón y el antropólogo físico Israel Lara Barajas, explicaron que se trata de un depósito funerario prehispánico compuesto de un esqueleto juvenil acompañado de algunos elementos culturales como una vasija, un huilanche, cuatro herramientas de hueso y fragmentos de un material perecedero que estuvo decorado con pintura policromada

El lugar en el que se encontraron los restos es parte de la región semidesértica del estado, rodeado de lomas y pequeñas cárcavas típicas de la zona. Quedó al descubierto luego de un deslave provocado por los escurrimientos de agua producto de las lluvias del año pasado.

Aseguraron los investigadores que el lugar de deposición es tan extraordinario como el entierro mismo, pues el cuerpo “se colocó a la mitad del perfil de un arroyo, para lo cual debieron haber excavado una cavidad que fue preparada con bloques de piedra bajo las cuales se depositó al individuo”.

Indicios de sociedades sedentarias

A pesar de que una parte del depósito fue arrastrado por el agua que corría en el arroyo, los elementos hallados y su disposición dentro de lo que los especialistas llaman “contexto arqueológico” o “contexto funerario” son una fuente invaluable de información para el estudio de las poblaciones prehispánicas de la zona y de las dinámicas culturales del Querétaro antiguo.

Las primeras interpretaciones señalan que se trataba de un individuo masculino joven (cerca de 18 años) y que de acuerdo con algunos de los elementos asociados al entierro y apreciaciones hechas en el lugar, podría tratarse de un personaje cuya tradición cultural debió corresponder con las sociedades sedentarias que habitaron Querétaro en la época prehispánica.

La cantidad de herramientas de hueso, asociados a la vasija y el huilanche “matados” representan un contexto significativo porque podrían estar vinculados con las actividades cotidianas que desarrollaba en vida.

El descubrimiento arqueológico se logró gracias a una denuncia por parte del Ministerio Público del municipio de Peñamiller, lo que condujo a los arqueólogos Juan Carlos Saint-Charles y Fiorella Fenoglio Limón, y al Antropólogo Físico Israel Lara Barajas, especialistas del INAH delegación Querétaro a “uno de los hallazgos más interesantes de los últimos años en el estado”, refirió el titular de la dependencia, Manuel Naredo Naredo.

Los trabajos de rescate, que se realizaron del 13 al 17 de diciembre de 2011, estuvieron a cargo de los especialistas mencionados, con la colaboración de la arqueóloga Elizabeth Hernández Sánchez y con el apoyo de Protección Civil y Policía municipal de Peñamiller.

En el lugar se realizaron trabajos de excavación para recuperar los vestigios que se encontraban tanto en su lugar original como en el derrumbe mencionado.

Los vestigios fueron trasladados a las instalaciones del Centro INAH Querétaro donde serán analizados detalladamente, luego de ser limpiados y restaurados para conocer todos los detalles de cada uno de los elementos culturales.

Con el estudio de estos vestigios también podrá hacerse una reconstrucción de la vida del esqueleto para finalmente, en una dinámica interdisciplinaria, conocer todos los aspectos y las interpretaciones finales de este importante hallazgo.

Fuente de información: El Universal

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Época precolombina, Historia precolombina. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Entierro prehispánico revela costumbres funerarias inéditas

  1. jorge tripicchio dijo:

    me hago una pregunta: al pacer tienen cosas en común con los rituales del antiguo Egipto, que tengo entendido que no existía comunicación para ese tiempo, cómo desmostaría científicamente si tienen alguna relación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s