Hallan un fragmento de piedra coloreada con ocre y con un grabado de hace 100.000 años

El grabado consiste en un patrón geométrico complejo que se parece a la letra “X”. Foto: Discovery News, Riaan Rifkin

Un pequeño trozo de piedra coloreada, que lleva una secuencia de incisiones lineales, puede ser el grabado más antiguo del mundo.

El objeto, el cual será descrito en la próxima edición de abril de Journal of Archaeology, data hace aproximadamente 100.000 años, y también podría ser el objeto de arte abstracto más antiguo del mundo. El mismo se recuperó de la Cueva del río Klasies en la Provincia Oriental del Cabo, en Sudáfrica.

“Restos humanos asociados indican que la pieza grabada fue hecha, sin duda, por el Homo sapiens”, dijo a Discovery News el co-autor Riaan F. Rifkin, del Instituto de la Evolución Humana de la Universidad de Witwatersrand.

Rifkin y sus colegas Francesco d’Errico y Renata García Moreno, realizaron extensos análisis no invasivos del objeto. Métodos como la fluorescencia de rayos X y análisis microscópicos permitieron a los investigadores examinar cada detalle de la piedra ocre, la cual parece que se ha separado de una pieza más grande.

Los científicos concluyen que los seres humanos hicieron intencionalmente las incisiones lineales sub-paralelas durante la Edad de Piedra Media.

“Después de grabar la pieza con una herramienta lítica aguda, es probable que se haya producido polvo rojo-marrón marcadamente brillante y oscuro”, dijo Rifkin. “El diseño, por lo tanto, puede haber sido notablemente visible poco después de que fue producido”.

El ocre es una arcilla rica en minerales, teñida de modo natural y que contiene principalmente óxido de hierro hidratado. El ocre fue uno de los primeros pigmentos utilizados por los seres humanos, y posiblemente otros homínidos, con fines artísticos. Algunos incluso se refieren a él como el “crayon” del hombre de las cavernas.

El objeto del río Klasies mide cerca de 7,5 centímetros de largo, y contiene una serie de siete “líneas gravadas profundas y anchas, así como otras varias -alrededor de unas 16 más o menos- más estrechas y menos profundas en sus características lineales”, explicó Rifkin. “El fragmento es un resto de una piedra ocre anteriormente semicircular que probablemente contenía un diseño grabado mucho más amplio en su superficie”.

De particular interés ahora es saber si el grabador hizo, o no, el diseño con intención simbólica. El uso de símbolos e imágenes significativas se cree que ha sido un avance importante en el desarrollo humano. El lenguaje, las matemáticas y un sinnúmero de otros estudios, están relacionados con esta habilidad básica, además de mejorar la comunicación. A día de hoy, el arte permite la comunicación de la identidad y otras cosas entre las diversas culturas.

Fragmentos de huevo de avestruz con grabados encontrados en Diepkloof (Suráfrica). Foto: Pierre-Jean Texier

Tanto las líneas como los patrones grabados pueden haber sido comunes hace miles de años atrás. Diseños similares aparecen en ocres grabados de la Cueva de Blombos, también en Sudáfrica, y en fragmentos de cáscaras de huevo de avestruz hallados en Diepkloof Rock Shelter, en la provincia del Cabo Occidental. Algunos de ellos, y otros objetos similares, pueden incluso ser anteriores al fragmento de piedra del rio Klasies, pero los estudios sobre los mismos están en curso.

“El empleo de ocre rojo para propósitos simbólicos probablemente jugó un papel importante en la mediación de las relaciones sociales cada vez más complejas que surgieron durante la Edad de Piedra Media”, explicó Rifkin.

Christopher Henshilwood, investigador de la Universidad de Witwatersrand, no trabajó en este estudio, pero él ha examinado otros grabados probables muy tempranos. Por ejemplo, él estudió las marcas abstractas de otra pieza de ocre que data de hace unos 70.000 años.

Foto: Fragmento pétreo con ocre y grabados. Cueva de Blombos, Sudáfrica.

En este caso, el grabado consiste en un patrón geométrico más complejo que se parece también a la letra “X” repetida en una serie conectada.

El posible significado de estas líneas sigue siendo un misterio, “pero ellas son símbolos que yo creo que podían haber sido interpretados por aquellas personas que sabían su significado, es decir, que habrían sido entendidos por los demás”, dijo Henshilwood.

En la actualidad, Rifkin y su equipo están estudiando el arte rupestre de África de hace 30.000 años. Hasta el momento han determinado que las imágenes abstractas representan una cebra, un rinoceronte, y una figura teriantrópica mitad ser humano mitad gato.

Fuente de información: Discovery News | Terrae Antiqvae

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Prehistòria. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s