En busca de la casa del hombre de Sidrón

El equipo, en la excavación anterior.

El descubrimiento de la casa en la que hipotéticamente vivieron los hombres y mujeres del Sidrón está cada vez más cerca. Para conseguirlo han comenzado un septiembre más los trabajos de excavación que cada año llevan a cabo el profesor Marco de la Rasilla y su equipo en la famosa cueva de Piloña. Tras varios años de intensos hallazgos podría ser posible que en esta ocasión los investigadores dieran con el ansiado emplazamiento en el que vivieron hace casi 50.000 años este grupo de neandertales en la ladera del Sueve.

Además del trabajo habitual, de recuperación de huesos humanos, herramientas prehistóricas y posibles restos de la fauna local, en esta ocasión en la campaña que arrancó ayer se van a incorporar a los trabajos tres nuevas líneas de actuación.

Una de ellas se centra en la cueva de las Pinturas, que cuenta con grabados descubiertos ya en 1975. Hay diversas pinturas, algunas huellas de oso y aunque existen ya varios informes desde el año 2000, durante la actual campaña se repasarán y se volverán a fotografiar y dibujar los nuevos hallazgos. «Vamos a entrar, ver lo que hay, comprobar si realmente es lo que se pensó hasta ahora y, a partir de ahí, avanzar», explicó De la Rasilla.

Pero uno de los frentes más importantes se centra en la búsqueda del yacimiento arqueológico, el lugar que habitaban los individuos hallados. A este objetivo ayudará la definición de las áreas de mayor cantidad de materia prima de la zona, el denominado sílex de Piloña. «Es importante saber dónde se concentraba este material para determinar las zonas más frecuentadas por esos habitantes», apuntó el director de los estudios en la ya famosa cueva piloñesa.

Por otro lado, lograr conocer por dónde entraron los individuos hallados hasta ahora y si en la zona existen evidencias de fauna siguen siendo dos de las cuestiones más importantes a resolver y uno de los principales objetivos de los próximos días.

Cabe recordar que hace pocos meses se hacía público un convenio de colaboración, entre el Principado y la Universidad de Oviedo por el que se acordaba financiar la continuación de los trabajos de investigación durante los próximos cuatro años, con un presupuesto de 360.000 euros, de los que 55.000 estarán dedicados a las actuaciones de la campaña recién inaugurada, y en la que se abordarán áreas de arqueología, geología, antropología y genética.

El equipo del Sidrón llegaba ayer a Villamayor con las pilas cargadas. Cuentan ya en su haber con más de 1.500 restos de varios individuos neandertales que de momento han sido suficientes como para haber dado a la ciencia alguna de las claves de nuestro pasado.

Pero aún no está todo escrito, por eso año tras año, y ya van 17, se repiten las campañas de excavaciones. Los investigadores, arqueólogos, paleontólogos y todos los expertos que integran el equipo se resisten a dar por terminado el trabajo, convencidos de que aún queda mucho por desvelar.

Fuente de información: El Comercio

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Arqueologia, Prehistòria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s